20 años de la world wide web

wwwTim Berners-Lee era un físico de 34 años cuando presentó a Mike Sendall, directivo del Centro Europeo de Investigaciones Nucleares, el bosquejo de lo que sería “la red que envuelve al mundo”.

Lo tituló “La gestión de la información: una propuesta”, título sobrio y nada pretensioso. De hecho, entre los primeros nombres que se barajaron para bautizar al proyecto estuvieron “malla de información” (infomation mesh) o “mina de información” (mine of information). Un año después obtuvo el nombre definitivo: World Wide Web (www) y, en 1991, el mismo Berners-Lee creó el primer software universal para la navegación. ¿Cuáles han sido los pasos que posibilitaron la revolución de Tim Berners-Lee?

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, la así llamada Guerra Fría, entre el bloque comunista liderado por la URSS y el bloque capitalista con Estados Unidos a la cabeza, supuso una carrera ascendente en orden a demostrar la superioridad tecnológica y militar de uno de los dos países. En 1957 la Unión Soviética lanza con éxito al Sputnik, el primer satélite artificial, colocándose en aparente ventaja frente al adversario.

Como respuesta, el entonces presidente de los Estados Unidos, Dwight Eisenhower, ordenó la creación de la ARPA (Advanced Research Projects Agency). El proyecto desarrolló la creación de una red de comunicación entre ordenadores. La particularidad radicaba en la descentralización del sistema, pues estaba compuesto por varios ordenadores distantes geográficamente el uno del otro. Este rasgo le confería el carácter de “indestructible” pues todos tenían el mismo nivel de importancia. Podía llegar a faltar uno sin que quedara impedida la mutua comunicación entre los restantes. Para 1973 se establecieron conexiones entre ordenadores de Estados Unidos, Gran Bretaña y Noruega.

El paso al sector civil sucedió en 1983 cuando el Departamento de Defensa de los Estados Unidos separó el ámbito civil del militar de su red de ordenadores. En 1989 un científico británico del Laboratorio Europeo de Física de Partículas, Tim Berners-Lee, inventó la World Wide Web (www: la red que engloba al mundo) combinando el hipertexto y el protocolo de comunicaciones de internet. Este importante acontecimiento propició un método eficaz y ágil al momento de intercambiar datos entre científicos. El mismo año 1989 la universidad McGill, de Montreal, desarrolló Archie, un programa para la realización de búsquedas en la base de datos que contenía información sobre lo almacenado en la red. Se trató del primer buscador por Internet.

Tras visitar el Laboratorio Europeo de Física de Partículas y entrevistarse con Berners-Lee, 12 de diciembre de 1991, Paul Kunz, un físico de la universidad de Stanford, en California, creó el primer sitio web de la historia. El contenido era muy sobrio: apenas tres líneas de texto, un enlace a un correo electrónico y otro a una base de datos científica. Pero Kunz fue más allá al desarrollar un esbozo de navegador y ponerlo al alcance de los que tenían acceso a la red de modo que otros investigadores pudieran seguir desarrollándolo.

En 1993, un equipo del National Center for Supercomputing de la Universidad de Illinois encabezado por Marc Andreesen, lograron un visualizador de páginas de Internet de fácil instalación llamado Mosaic.

Desde 1983 las primeras en beneficiarse de la red de comunicación entre ordenadores fueron las universidades. Para 1995, año en que la difusión de Internet comenzó a mundializarse gracias, en buena medida, a su potencial económico, a la agilidad y bajo costo de la transmisión de informaciones y comunicación humana, grandes cadenas comerciales, de prensa o de servicios; organizaciones religiosas y filantrópicas; sociedades científicas, humanitarias y, más recientemente, personas individuales, han migrado a este gran vehículo de comunicación para darse a conocer.

A finales de 1969 eran cuatro los ordenadores que ejecutaban las peticiones de datos, transferencias de información, comunicación y otros servicios; en 2001 ya eran ciento diez millones. En 1993 había ciento treinta sitios de internet disponibles en el mundo; para 2001 ya sumaban más de treinta y un millones.

Ésta es la breve historia de internet, un medio de comunicación que, hoy por hoy, está presente en la vida de millones de personas, de una buena parte de la población mundial, para bien o para mal. Su aparición y rápido desarrollo ha supuesto, ante todo, una revolución en las comunicaciones que, por su misma naturaleza, seguirá desarrollándose

Jorge Enrique Múgica

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno..Tambien vota los articulos, eso ayuda a saber que lecturas valen la pena leer

  • Un articulo muy interesante, como a cambiado la vida de muchas personas este grandisimo invento, sobre todo cuando es libre.
    Tambien me resulta curioso como grandisimos inventos vienen gracias a las guerras o guerra fria.