Besos y caricias en el noviazgo

afectoCONSULTA: Si bien está claro que las relaciones premaritales son pecado, quisiera algunas precisiones sobre el tema de los besos y las caricias en una pareja que aún no ha contraído nupcias.

Las afectuosidades

Siendo jóvenes y briosos, con el bichito del amor en el corazón, mentalizados por toda una propaganda pansexualista y, a veces, incluso por algún -como los llama el P. Cornelio Fabro, ‘pornoteólogo’, es evidente que en la manifestación del amor mutuo se muestren demasiado efusivos. Hay toda una moda, a la que no muchos se sustraen, en bailes, atrevimientos en el caminar juntos, prendidos como ventosas, en apasionados e interminables besos, colgados uno de otro como sobretodos del perchero; nuestro lunfardo caracteriza esto con una palabra: ‘franeleros’. En lengua culta se los llama sobadores. A muchos jóvenes les han hecho creer que la esencia del noviazgo consiste en pasarse horas sobándose y sobándose más que cincha de mayordomo. Esos coqueteos, manoseos y besuqueos de los novios y novias sobadores que se adhieren entre sí como hiedra a la pared y que no llegan a una relación sexual completa se realiza, en el fondo, por razón de que los placeres imaginarios son más vivos, más fascinantes, más duraderos, más íntimos, más secretos, y más fuertes que los placeres y deleites del cuerpo. Es mucho más excitante y más ‘espiritual’, para algunos, el hacer todo como para llegar a la relación sexual, pero quedarse en el umbral.

Aún fuera del aspecto moral, esas efusividades desmedidas son de muy deplorables consecuencias:

1) Son causa muchas veces de frigidez, sobre todo en la mujer, ya que por un lado siente cierto placer y al mismo tiempo, miedo de que las cosas pasen a mayores, por lo que busca reprimir aquello que siente.

2) Según me aseguran algunos médicos, puede ser, en algún caso, causa de infecundidad en el matrimonio: el dolor que luego de grandes efusividades sienten en sus órganos genitales ambos novios, es indicio innegable de que la naturaleza protesta por un uso indebido.

3) Generalmente, esas prácticas empujan a la masturbación y al joven, además, al prostíbulo (donde lo masturban ya que no es un acto de amor lo que allí hace con una prostituta). Lo más grave aún, es que quien está habituado a la masturbación, aún casado lo sigue haciendo, en consecuencia el mismo acto matrimonial deviene en una masturbación de dos. El egoísmo del que cae habitualmente en el pecado solitario es tan crónico, que, por resultante, concluye siendo impotente de realizar el acto sexual por amor, como Dios manda. A ello empujan las novias que muy sueltas de cuerpo excitan al novio creyendo que así, ellos las van a amar más. No dudo en afirmar que ésta es la causa principal de tantas desgracias familiares. Cuando ella o él descubre que el otro lo usa como ‘objeto’, es decir, por egoísmo, la muerte del amor es casi inevitable y de allí, las peleas, rupturas y separaciones. Porque, es preciso decirlo con toda claridad: generalmente, cuando en un matrimonio anda bien lo sexual, todo otro problema encuentra solución fácilmente.

4) No hay que olvidarse de que ‘aunque todas las potencias del alma estén inficionadas por el pecado original -enseña Santo Tomás- especialmente lo está (entre otras facultades)… el sentido del tacto’, que, como todos sabemos, se extiende por todo el cuerpo.

5) Tratándose de seres normales, es muy poco lo que les puede provocar excitación; entonces, hay que evitar completamente todo aquello que pueda producirla. Querer evitar excitaciones y no evitar las efusividades, es como pretender apagar un incendio con nafta. Los novios en el tema de la pureza tienen las mismas obligaciones que los solteros. A la pregunta siempre repetida: ‘Padre, ¿hasta dónde no es pecado?’, algunos responden con la consabida fórmula que se puede encontrar en cualquier buen manual de moral: ‘mientras no haya consentimiento en ningún placer desordenado’. Pero este principio por más que los jóvenes lo tengan grabado en su alma con letras de fuego, pierde toda eficacia cuando se enciende la llama de la pasión; de ahí que lo más prudente es aconsejar a los novios, como se hacía antaño: ‘Trátense como hermanos’. Percibimos la sonrisa sobradora de algunos que se pasan todo el día hablando de ‘hermanos’ (no refiriéndose a esto), mas la experiencia nos dice que eso es lo efectivo e innumerables novios y novias nos lo han agradecido de todo corazón y viven, ahora, un muy feliz matrimonio. Todos los sacrificios que se hagan durante el noviazgo para respetarse mutuamente, son nada comparados con los tan grandes y dichosos frutos, que por esos sacrificios, se tendrá en el matrimonio. Todo lo que los jóvenes hagan en este sentido no terminarán de agradecerlo el día de mañana, porque redundará en la felicidad del cónyuge, en la felicidad de los hijos y en la felicidad de quienes los rodeen. Y, por el contrario, lo que no hagan en éste sentido, dejándose arrastrar por el torbellino de la pasión, será causa de amarga tristeza, de grandes desilusiones y frustraciones. El fruto del egoísmo no puede ser la alegría ni la paz. La alegría es la expresión de aquel ‘a quien ha caído en suerte aquello que ama’.

Hasta aquí cuanto dice el P. Buela. Podemos sintetizar la doctrina moral sobre las afectuosidades en general diciendo lo siguiente:

-son lícitas las demostraciones de afecto, aceptadas por las costumbres y usansas, que son signo de cortesía, urbanidad y educación;

-son ilícitas las expresiones púdicas (abrazos, besos, miradas, pensamientos, deseos) con la intención expresa y deliberada de placer venéreo o sexual, aunque no se tenga voluntad de llegar a la relación sexual completa;

-también son ilícitas cuando, aun sin tener intención deliberada de placer venéro o sexual, son ocasión próxima de actos pecaminosos internos (malos pensamientos, deseos, etc.);

-con más razón son ilícitas las relaciones sexuales completas.

En resumen: “reservarán para el tiempo del matrimonio las manifestaciones de ternura específicas del amor conyugal” (Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2350).

Responde el P. Miguel Ángel Fuentes, V.E, basándose en las reflexiones del Padre Carlos Buela, en el artículo “El noviazgo católico” (cf. Revista Diálogo nº 4 [1992], pp. 11-14)

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno..Tambien vota los articulos, eso ayuda a saber que lecturas valen la pena leer

  • me parece qe es carisia para noviasgo no para ancianos

  • Mira Diego esto que dices de:
    < < creo que eso de asignarle al demonio todo lo malo que sucede o las tentaciones no es bueno asi nos deslindamos facilmente de la responsabilidad de nuestros actos, nadie nos tienta a hacer las cosas nosotros mimos tomamos nuestras deciciones y pagamos por nuestor actos ya sean consecuencias favorables o malos>>

    Es a mi juicio una falacia, y una falacia es una gran mentira disfrazada con una pequeña verdad.

    La gran baza del demonio es precisamente el creer que no existe.

    Lobos disfrazados de corderos habrá siempre pero eso no es mi Iglesia, mi Iglesia es santa y si alguien peca se excluye el mismo de esa santidad. la Santa inquisicion tuvo cosas buenas, que se llevaron con rectitud de intencion y tuvo tambien esos lobos disfrazados de cordero pero a unos y otros los juzgará Dios, no es nuestra mision.

    Diego la Iglesia no impone, te enseña donde está la vida, si una pareja de novios se fia de sus fuerzas, y cree que “controla” la situacion, pues adelante, pero la iglesia como una madre tendrá que decirte que eso hace daño a tu relacion, luego tu puedes hacer lo que en tu libertad quieras.

    Y referente a la sumision a la biblia, ya quisiera yo ser verdaderamente sumiso a ella, no hay nada mejor que hacerte pequeño, pero en fin ese es otro tema..

  • DIEGO

    Si de hecho es cierto que debe existir respeto sobre todo, pero yo no estaba haciendo alusion al demonio, creo que eso de asignarle al demonio todo lo malo que sucede o las tentaciones no es bueno asi nos deslindamos facilmente de la responsabilidad de nuestros actos, nadie nos tienta a hacer las cosas nosotros mimos tomamos nuestras deciciones y pagamos por nuestor actos ya sean consecuencias favorables o malos, otra cosa mi nombre es de varon creo que eso de respetar ami novio o novia estaba de mas solo es una observacion. Una cosa si siguieramos la biblia como nos marca las reglas seguiriamos como en los tiempos de la santa inquisicion dominanron ala gente por medio de la ignorancia y miedo, tanta gente que murio por nada esto tiene dos lados la gente que usa el poder para su beneficio y los que lo usan para ayudar alos demas, de cualquier manera es bueno seguir las enseñansas de dios la paz el respeto alos demas pero no ser sumisos como la biblia. solo es mi punto de vista y se me hace bastante interesante el foro otra preguna cual es el significado de la vida?

  • Gracias Diego, te entiendo perfectamente, pero mira hay una cosa que tengo clara, si no existiera el demonio, se podrian hacer muchas cosas que en un principio parecen triviales o de menor importancia, pero como existe y no somos super hombres o supermujeres que podamos controlar nuestros instintos.

    Si uno no quiere quemarse mejor no hacercarse al fuego.

    Ya se que este comentario pueda parecer de la epoca medieval y que son otros tiempos, pero la modernidad no es una licencia para el pecado, se puede vivir un noviazgo casto e ir virgen al matrimonio, hay innumerables testimonios de jóvenes que lo atestiguan en este tiempo, en esta generacion, por eso ánimo, poner a Dios por encima de tu novia o de tu novio hace que tu relacion con ella sea hermosa y llena de virtud aunque decirte tambien que esto es un Don que no está al alcance de todos pero que hay que anhelar.

    Dios no es un ser que quiera fastidiar tu relacion con tu novia, sino que quiere que sea plena y dichosa.

  • DIEGO

    Bueno desde el punto de vista de la biblia estan prohibidas muchas cosas, que nos parecen tas bans y no les damos importancia y las realizamos, pero porque hay cosas en este texto alas que no les allo sentido un simple abrazo no implica mas que una muestra de cariño,siempre he dicho que es dificil seguir la biblia si esta misma esta llena de contradiciones te dice que trates atu pareja como atu hermana (o) que acaso no puedes abrazar atu hermano (a) porque no hacerlo en ese sentido, aunque tengo que admitir que tiene puntos donde tiene completamente la razon.
    Pero tengo dudas espero no se mal interprete mi comentario, pero tiene que admitir que algunas cosas no se pueden realizar ya que son muy contradictorias ami punto de vista la relacion deberia estar basada solamente es el respeto la comunicacion y mas que nada respeto hacia tu pareja y ati mismo.

    gracias

  • ¡¡Hola Verito¡¡ Me alegra que este post te haya servido, es cierto que en ocasiones andamos despistados en cuanto hasta donde llegar en las caricias y demostraciones de afecto. La Paz.

  • Verito

    ME parece muy interesnate esta nota, a veces nosotros los jovenes no comprendemos la magnitud de un pensamiento o una caricia y consideramos q por el hecho de ser novios se nos esta permitido. A veces no tenemos bien especificado el significado del termino Noviasgo Santo. Gracias por ayudarnos a comprender q a veces una sola mirada nos puede acarrear problemas en el futuro