Todos éramos ciudadanos de “a pie”. Una vivencia de la manifestación contra el aborto

maniDomingo 29 de Marzo. Todos éramos ciudadanos de “a pie”, muchos siguiendo las directrices de los organizadores nos habíamos puesto gabardinas, chaquetas, suéters, pañuelos, bufandas,… de color rojo o similar. Además de las cientos de gorras rojas que repartieron.

He de reconocer mi escepticismo en cuanto al número de los asistentes, pero este fue desapareciendo a medida que me acercaba al lugar de la convocatoria. Había desde bebes en sus capachos y sillitas hasta ancianos con sus bastones. Desde personas  solas, a parejas, familias enteras y grupos.

Una cosa clara quedaba  todos estábamos allí par defender la vida. No éramos políticos, no teníamos influencia en los lugares de debate, pero queríamos con nuestra presencia, dejar claro nuestro rechazo a la nueva ley del aborto que se está debatiendo.

El día en cierta forma, acompañó. De vez en cuando echábamos una miradilla al cielo pues parecía que iba a llover, pero no solo no llovió sino que en ciertos momentos llegó a salir el sol.

Los que allí estábamos, no era para definirnos como ciudadanos  de izquierdas o de derechas, creyentes o ateos, sino como personas convencidas de que el aborto es un gran mal para nuestra sociedad y las consecuencias  de este, devastadoras.

Se respiraba alegría, esperanza, ganas de apoyar el hombro. Los organizadores estaban exultantes pues la afluencia de  manifestantes había sobrepasado todas sus previsiones.

Hubo música, globos, incluso algún que otro bailecillo que nos hicieron hacer los organizadores… la verdad, mereció la pena. Hemos de seguir luchando.

idyanunciad.com

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno..Tambien vota los articulos, eso ayuda a saber que lecturas valen la pena leer

  • Yo lo que mas me gusta es la conciencia general que ha generado con muchisimas concentraciones en diferentes puntos de España ( http://hazteoir.org/ veras donde hubo) y veo como efectivamente dices que ya no una postura ideologica, mucha gente de izquierdas se ha posicionado y ha dicho basta, de todas formas queda un largo camino ya que aunque no se aprobase la nueva ley, la actual es igual de infame.

    Pues eso a seguir luchando y sin complejos.