Mujeres silenciadas

mujeres-silenciadasLa psicóloga colaboradora de la Asociación de Víctimas del Aborto, María Teresa Rodríguez Pomatta, lamentó ayer que este tema se trate “con tanta frivolidad” en la reforma de la ley y pidió a los legisladores y dirigentes más comprensión en el “drama del aborto”. Con motivo de la presentación de su libro ‘Mujeres Silenciadas’, que escribe junto a otros dos expertos, apuntó que la decisión de abortar influye “en todos los ámbitos y relaciones de la mujer”. Así, cree que los personas de su entorno “suelen negar el daño sufrido y no la dejan elaborar el duelo y expresarse”.

En este sentido, considera que el miedo a la opinión de los demás hace que el 70 por ciento de las mujeres que abortan no lo afirmen en las encuestas. Por eso, asegura que ellas “no son silenciosas, están silenciadas por su entorno y por la sociedad”.

Por ello, Rodríguez Pomatta recomienda a estas mujeres la ayuda de un terapeuta que la acompañe y la haga vencer su vergüenza y culpabilidad. “Debe iniciar un camino que le ayude a perdonarse a sí misma”, explicó. La experta aseguró que aunque la mujer decida abortar por una decisión “aparentemente práctica” e incluso esté convencida de que es lo correcto también sufre la pérdida no deseada de un hijo. “La mujer que aborta pierde capacidad en la toma de decisión y muchas veces se vuelve a encontrar en la misma situación de embarazo en dificultad”, alertó.

Mujeres silenciadas

El libro, escrito además por la psicoterapeuta especialista en duelo y atención tras el aborto, Theresa Burke y por el experto en biomedicina ética David Reardon, pretende evitar que “muchas mujeres caigan en este error manifiesto y también ayudar a las mujeres que, quizás sin saberlo, estén padeciendo el síndrome post aborto, tan poco comprendido y tan ignorado en esta cultura”.

Así, critica que “se habla continuamente del derecho del no nacido, del derecho de la mujer a abortar pero se silencia sistemáticamente el derecho de la mujer a ser informada amplia y adecuadamente de lo que es un aborto provocado”. Además, en la publicación se alerta de que la mujer que aborta puede quedar marcada “por graves secuelas físicas y psicológicas que van desde la infertilidad al cáncer, la depresión o el suicidio”.

http://www.analisisdigital.com/Noticias/Noticia.asp?IDNodo=-3&Id=39323

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno..Tambien vota los articulos, eso ayuda a saber que lecturas valen la pena leer