JMJ: Entrevista con el cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, sobre la JMJ 2011

Cardenal RoucoLa entrevista con el cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, para hablar de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que, bajo el lema «Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe», tendrá lugar en Madrid en agosto de 2011, se produce cuando todavía resuenan los ecos de los violentos actos protagonizados por jóvenes en la Comunidad de Madrid.

¿Qué opinión le merecen estos hechos?

-El fenómeno de la violencia juvenil denota un cierto estado de depresión, tedio y aburrimiento en muchos jóvenes. Son vidas sin sentido y con deseos de afirmar, con prepotencia, lo que puedo, lo que soy y lo que hago. Cuando a los jóvenes les falta norte en la vida se producen esos fenómenos tan dramáticos.

-Ante esta situación, ¿qué deben hacer los católicos?

-Su responsabilidad es muy grande. Con las JMJ se crea una cultura juvenil distinta, un aire renovado para la vida de los jóvenes en sus ambientes y grupos eclesiales, de amistad y de búsqueda común de un proyecto de vida marcado por el Evangelio, aunque no resuelve todos los problemas. Al final, todos los jóvenes, aun encontrándose muy alejados de sus parroquias, de la realidad de Iglesia, quieren participar en este ambiente. Quedan tocados por él, les resulta fascinante.

-¿Cómo influyen las JMJ?

-Las Jornadas Mundiales de la Juventud han condicionado la historia de la evangelización de los jóvenes en el mundo. Para miles de muchachos han significado el encuentro o el reencuentro con la fe, otros han descubierto su vocación y todos han vislumbrado formas de ser joven, de querer vivir con dignidad, nobleza y horizontes claros.

-Apenas faltan dos años para que Madrid acoja la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, ¿en qué momento de los preparativos nos encontramos?

-Tenemos el AVE de la Jornada puesto en vía. Estamos en un momento en que la fase preparatoria ya ha echado a andar y en ella juega un importante papel internet.

-¿Cuáles son los aspectos que componen esta fase?

-Se ha constituido el Comité organizador de la JMJ, que trabaja y trabajará en estrecha colaboración con el Consejo Pontificio de los Laicos y con la Conferencia Episcopal Española (CEE). La programación de la semana de la JMJ está ultimada en las grandes celebraciones que la van a configurar. También están aprobados el logotipo de la JMJ, el himno de la Jornada y esperamos la aprobación del libreto de la música del himno. Los contactos y los acuerdos con las autoridades del Estado, de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de la capital están claros y fijos en sus resultados.

-¿En qué consisten?

-Se refieren fundamentalmente al lugar de celebración de los grandes actos de la JMJ, que será en Cuatro Vientos y en la plaza de Cibeles.

-Hablemos de ellos…

-La gran vigilia eucarística en la tarde noche del sábado y la Eucarística del domingo (19 y 20 de agosto), ambas presididas por el Papa, se celebrarán en Cuatro Vientos. El Gobierno ha dado su plácet a que tengan lugar allí y se han establecido los seguimientos de organización entre el Comité local y las autoridades de Cuatro Vientos. Asimismo, está ultimado que la Misa que abre la JMJ, el 16 de agosto, y el lugar de acogida del Santo Padre en Madrid, sean en la plaza de Cibeles. Y se ha fijado, aunque no concretado, la celebración del Gran Vía Crucis el viernes por la noche, en el marco del Paseo de la Castellana.

El Comité organizador, ¿dispone ya de sede?

-Está a punto de inaugurarse la sede del Comité organizador local de la jornada en espacios de la parroquia de San Juan de la Cruz de Madrid, que debido a la disminución de la población de la zona, estaban a medio uso y los hemos transformado en los servicios centrales del Comité. En éste, a través de sus distinta áreas, nos hemos puesto a trabajar en la preparación espiritual y pastoral de la JMJ, con la ayuda de la facultad de Teología de San Dámaso.

-El primer acto preparatorio de la JMJ se celebra mañana…

-Así es. Mañana, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, se celebrará en la catedral de La Almudena la vigilia de la Cruz. A continuación, comenzará la Peregrinación con la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud, que ha estado en todas ellas, también en Santiago de Compostela, en el año 1989, cuando tuvo lugar una inolvidable Jornada presidida por Juan Pablo II.

¿Cuál será el recorrido de esa peregrinación?

-Va recorrer hasta finales de marzo todas las parroquias y territorios de la archidiócesis de Madrid y, a continuación, las diócesis de Getafe y Alcalá de Henares. El primer tramo de esa peregrinación será desde la Almudena al Monasterio de la Encarnación. Después recorrerá todas las parroquias de Madrid, colegios y entidades de la Iglesia.

Además de la logística, ¿qué tareas desempeña el Comité?

-En colaboración con el Consejo Pontificio de los Laicos prepara las entre 300 y 350 catequesis que impartirán obispos de todo el mundo -se esperan más de un millar y la mitad del Colegio Cardenalicio- a grupos numerosos. El Vaticano recomienda grupos no menores de 500 ni mayores de 5.000 personas. En algún caso, como en el de Estados Unidos, que nos ha pedido un local para 10.000 de sus jóvenes, tendremos que hacer excepciones. Además, preparará el conocido Festival de los Jóvenes.

-¿En qué consiste?

-Son actividades culturales y artísticas con temática de fondo en conexión con el lema de la Jornada y la gran experiencia espiritual que supone. Por ejemplo, tendremos un buen eco en el Museo del Prado, en el que se preparará un itinerario de visitas con el lema de «Buscando a Cristo». Queremos que tanto en las catequesis de la mañana como en las tardes exista un buen «feeling» con las parroquias que acojan a los peregrinos. Por eso deseamos rodear esa realidad viva de la JMJ de un ambiente de oración permanente. La Jornada Mundial de la Juventud se concibe y se desarrolla como una peregrinación en torno al Papa, en busca de un encuentro con Dios.

-¿De qué modo lo facilitarán?

-Mantendremos abiertas la inmensa mayoría de las parroquias de Madrid, incluida la catedral durante todo el día para que los chicos recen y se confiesen.

La tradición católica de España, ¿será un signo de distinción de la JMJ de Madrid?

-En efecto, el lema de la Jornada refleja la historia del catolicismo en España . Y la tradición de la Iglesia española será una gran y positiva novedad para jóvenes de muchas partes del mundo, donde la Iglesia es muy joven, donde el gran pasado cristiano está mustio o la realidad de la vida consagrada contemplativa, que tanto atrae a los jóvenes de nuestro tiempo, no es tan vigorosa como la nuestra.

-Van a venir jóvenes de todo el mundo, ¿tienen previsiones de asistencia?

-Esperamos al menos un millón de participantes de fuera de Madrid, a los que se unirán previsiblemente otro millón de los de aquí.

-¿Habrá que acomodarlos?

-Ese es el gran desafío. ¿Dónde los metemos? Estamos pidiendo a todas las entidades de la Iglesia que estén dispuestas a acoger a los peregrinos que nos informen de si sus locales reúnen condiciones para garantizar la atención espiritual y material de los jóvenes. Además, nos hemos dirigido a la Comunidad y al Ayuntamiento para que nos cedan sus grandes instalaciones. La organización tiene previsto un gigantesco catering y el Gobierno nos ha ofrecido un terreno en Cuatro Vientos para montar un gran campamento.

-¿Qué respuesta han recibido de las instituciones públicas?

-Hemos encontrado una disposición plena. Yo he tenido dos encuentros con la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y se ha mostrado muy dispuesta a prestar toda la ayuda que necesitemos. Lo mismo ha ocurrido con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. No podemos decir otra cosa que la acogida de la JMJ por parte de las autoridades civiles ha sido magnífica.

-¿Piensan pedir la colaboración de las familias?

-Sí. Vamos a invitar a las familias a que acojan a los chicos. Eso es muy bueno porque hermanará a hogares de Madrid con los del mundo.

-¿Y contarán con las diócesis?

-En los días previos a la Jornada habrá actos en las diócesis. Hemos recibido ya el ofrecimiento de más de 40.

Para esta magna empresa, se necesitan voluntarios…

-Necesitamos unos 15.000, que dominen el área lingüística de seis idiomas.

—¿Cuánto costará la Jornada?

—Todavía no tenemos cálculos exactos, pero comparado con otros acontecimientos masivos el gasto no será excesivo. Los jóvenes se pagan todo, salvo el alojamiento y, por tanto, el coste más elevado lo generan el montaje de los escenarios, las pantallas gigantes, la megafonía y todo lo que conlleva un consumo elevado de electricidad.

—¿Con qué ayudas cuentan?

—Confiamos en que la Fundación Madrid Vivo, creada en marzo pasado por personas e instituciones del mundo empresarial y financiero de Madrid, nos ayude a afrontar el gasto. Esperamos contar también con la ayuda de muchos fieles y con la de las instituciones públicas. No obstante, el peso de los gastos que genere la Jornada recaerá en aportaciones privadas y donativos de los fieles.

Autora: Milagros Asenjo.

www.abc.es

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno..Tambien vota los articulos, eso ayuda a saber que lecturas valen la pena leer

  • Bruno

    Me encanta, la pagina, muchas bendiciones