Crónicas sobre la Conferencia de Kiko, en el CEU (18 de Mayo 2010)

El Economista.
“Ahora todos se divorcian y mucha culpa la tienen los curas y los obispos”; “el acto conyugal siempre está abierto a la vida, aceptando los hijos que Dios te dé” o “vamos a dar grande batalla al demonio” son sólo algunas de las palabras que el iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, pronunció ante más de 1.500 personas. Un acto donde el líder pidió “una nueva estética para la Iglesia”.
Interviene en actos públicos contados, pero cuando lo hace no deja indiferente a nadie. Kiko Argüero reunió en la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia a más de 1.500 personas que estallaron en aplausos tras escucharle.
.
El iniciador del Camino Neocatecumental lamentó que en la Europa actual, “caracterizada por el elevado número de divorcios, como sucede en España ya no se pueda predicar la familia cristiana sino la familia abierta, alargada, con numerosos casos de divorciados y separados”. En opinión de Argüello, no se debe limitar la creación de vida con ningún método anticonceptivo.
Apuesta por la familia
“El Camino salva a la familia y la familia salva a la Iglesia, a la sociedad, porque es la célula fundamental de ésta”. Argüello hizo durante su intervención un discurso donde la familia fue el centro. “Destruir la familia es destruir la sociedad y se está llegando a un tipo de sociedad muy dura porque envejece y el Estado no llega a cubrir las necesidades de tantos ancianos que quedan solos”.
A pesar del marco del acto y de la conferencia a pronunciar, Argüello no perdió su crítica a la Iglesia. Arremetió contra ella, contra la forma de evangelización y el comportamiento de los cristianos y los obispos. Tuvo palabras para todos.
“Muchos curas no tienen fe”, sentenció de forma tajante. “No hay fe sin humildad y humíllado [el clérigo] y verás cómo se revuelve como una serpiente. No es cristiano”. Argüello habló también de la situación económica mundial y señaló que “Grecia puede caer mañana, y luego Portugal, Italia y España. Puede haber miles de muertos de hambre que se retuercen por el dinero”, pero, en su opinión, “no es la actitud del cristiano del Camino, que sabe que no es ésta nuestra casa; somos del cielo”.

notasdeprensacv.es
El iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, advirtió ayer, martes, por la tarde sobre la necesidad de fomentar nuevas formas de expresar la fe, ante la secularización de la sociedad actual, y propuso “una nueva estética” para la Iglesia.
Argüello, que pronunció una conferencia sobre “Evangelización y Cultura” organizada por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia ante más de 1.500 personas en el salón de actos del Seminario de Moncada, destacó la importancia de transmitir la fe a las nuevas generaciones a través de la “liturgia doméstica” que desarrolla el Camino, “que tiene el número de hijos más alto de Europa”.
En Europa “faltan muchos millones de católicos” porque después de la encíclica “Humanae vitae”, escrita por Pablo VI y publicada en 1968, “muchos creyeron equivocadamente que la paternidad responsable consistía en limitar los hijos a uno o dos”.
Sin embargo, “el acto conyugal es un acto sagrado y siempre tiene que estar abierto a la vida”. Por ello, Argüello aseguró que emplear la píldora o el preservativo “es falsearlo”.
Además, el iniciador del Camino Neocatecumental lamentó que en la Europa actual, “caracterizada por el elevado número de divorcios, como sucede en España”, ya no se pueda predicar la familia cristiana, “sino la familia abierta, alargada, con numerosos casos de divorciados y separados”.
Por ello, defendió que “el Camino salva a la familia y la familia salva a la Iglesia, a la sociedad, porque es la célula fundamental de ésta”. Por el contrario, “destruir la familia es destruir la sociedad y se está llegando a un tipo de sociedad muy dura porque envejece y el Estado no llega a cubrir las necesidades de tantos ancianos que quedan solos”. Argüello puso como ejemplo el testimonio de las familias misioneras que deciden dejar su país y comodidades para afrontar la tarea de evangelizar. También recordó cómo en el último encuentro con el Papa en Fátima participaron de más de 50.000 jóvenes del Camino.
Finalmente, Argüello, que estuvo acompañado por Carmen Hernández, iniciadora también del Camino junto a él, animó a todos a vivir “no para sí mismos sino por quien murió por nosotros” y a “darse a los demás” ya que el egoísmo provoca “insatisfacción”.
“Si sólo importa la propia felicidad esto es una condena”, dijo Argüello, que abogó por “romper la esclavitud del propio egoísmo” .
Por su parte el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, que presidió el acto desarrollado en el Salón de Actos del Seminario de Moncada, expresó su agradecimiento al iniciador del Camino Neocatecumenal por su “testimonio de fe” que “alienta nuestras vidas” y por mostrar la “belleza” de Jesucristo, una “belleza especial de amor que salva el mundo”.
Según el prelado, “una fe que no se hace vida o testimonio, o una fe que no deja huellas en la cultura, que no cambia la vida o la historia, es una fe malamente vivida”.
Con la disertación de Argüello ha quedado clausurado el ciclo “Dies Academicus” que se ha venido desarrollando durante los últimos meses en la universidad CEU Cardenal Herrera.
En el acto de ayer participaron también el capellán del CEU, José Francisco Castelló, y el rector de la universidad.
Datos biográficos
Kiko Argüello (León, 1939) inició el Camino Neocatecumenal en 1964, en Palomeras Altas, un poblado de chabolas de la periferia de Madrid. Se trasladó hasta allí “después de una crisis existencial, al descubrir en el sufrimiento de los inocentes el tremendo misterio de Cristo Crucificado, presente en los últimos de la tierra”, según fuentes del Camino. En la actualidad, el Camino cuenta con alrededor de un millón y medio de fieles en más de 120 países de los cinco continentes.
Kiko Argüello es seglar, estudió Bellas Artes en la Real Academia de San Fernando y recibió el Premio Nacional Juvenil de Pintura en 1959. Su obra pictórica está presente también en la Domus Galilea de Israel, en la Catedral de Madrid y en iglesias de Florencia, San Pedro del Pinatar y de la capital de España. (AVAN)

Las Provincias
«El acto conyugal debe estar siempre abierto a la vida»
LAURA GARCÉS
La familia como escuela de fe, el desapego de los bienes materiales y no oponer resistencia al mal fueron algunos de los valores que ayer defendió Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, en la conferencia que pronunció en la Universidad Ceu Cardenal Herrera. Junto a él se encontraba al arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro.
Argüello, que pronunció sus palabras de pie con el micrófono en la mano, defendió que el «acto conyugal debe estar siempre abierto a la vida» porque «es un sacramento». Tras esta afirmación lamentó que muchos lo conviertan en «falso» por recurrir a «la píldora, el preservativo o retirándose».
Al hilo de estas afirmaciones criticó a las familias católicas que tienen «uno o dos hijos» y se preguntó cuántos cristianos más habría si esas parejas tuvieran más hijos. Este planteamiento le llevó a considerar que por ello «necesitamos a los musulmanes, traer inmigrantes…»
Como contrapunto a las parejas con uno o dos hijos hizo referencia a los miembros del Camino que están «contentísimos de tener 9, 10 y 11 hijos», una realidad que convierte al movimiento Neocatecumenal en un medio que «salva a la familia, a la Iglesia y a la sociedad».
La preocupación por la familia del iniciador del movimiento popularmente conocido como ‘los kikos’, ocupó buena parte de su conferencia. Señaló que en algunas partes del mundo «ya no hay familia» y afirmó que a «eso quieren llevar a España».
El desapego de los bienes materiales, «del dinero», fue otra de las cuestiones a las que Argüello hizo referencia con alusiones a la actual crisis económica.
«Mañana puede que caiga Grecia, y que le sigan España o Portugal», situación que consideró que no debe atemorizar a los cristianos porque ellos aquí son «exiliados. Nosotros somos de los cielos».
Más adelante volvió a pronunciarse sobre la conveniencia de romper las ataduras a bienes materiales e incluso a uno mismo. Para ilustrar esta consideración de nuevo citó como ejemplo a los miembros del Camino Neocatecumenal.
«Tenemos 700 familias en misión. Han dejado su trabajo. Antes de conocer el Camino me habrían dicho yo necesito el sueldo, las vacaciones, la televisión…» Insistió en que una vez se trasladan a los lugares de evangelización «son felices» porque dejan de «preocuparse» de ellos mismos.
También invitó a los cristianos a no oponer resistencia a las contrariedades de la vida y en varias ocasiones afirmó que el «infierno existe».
Casi al final de su intervención lamentó con fuerza el camino hacia la «secularización total» por el que se dirige Europa. Volvió a citar la labor de los miembros del Camino Neocatecumenal «que queremos presentar la belleza del amor que es Cristo» y por ello «tenemos que dar un testimonio público de amor».

Crónica del CEU

Miércoles, 19 de mayo de 2010. El iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, impartió ayer la última de las conferencias de la primera edición del ciclo “Dies Academicus”, organizado por el Servicio de Pastoral de la Universidad CEU Cardenal Herrera, que dirige el capellán José Francisco Castelló. En su intervención sobre “Evangelización y Cultura”, Argüello ha tratado el tema de la estética y de la belleza de la Iglesia. Para Argüello “la Iglesia no tiene una estética definida” y esta ausencia les ha llevado a asentar las bases de “una nueva estética”. También recordó las palabras de Dostoievski, “la belleza salvará el mundo”, refiriéndose a que “esa belleza es Cristo”. Y añadió que “la falta de belleza nos lleva a la desesperación”. El iniciador del Camino Neocatecumenal ha afirmado que “en Europa faltan muchos millones de católicos”. Y ha explicado que la causa es que “muchos no entendieron la paternidad responsable, lo entendieron como tener uno o dos hijos”. En este sentido, ha recordado que el Camino defiende la familia, porque “el Camino salva a la familia y la familia salva a Iglesia y a la sociedad” y ha puesto como ejemplo las familias misioneras que deciden dejar a un lado sus comodidades para dedicarse a evangelizar. En su intervención en el salón de actos del Seminario de Moncada, Kiko Argüello ha recordado que desde el Camino se quiere “presentar la belleza de Cristo, que es la belleza que salva el mundo”. Y se ha referido a que la fe que nos proporciona la “vida eterna” porque “los cristianos tenemos la vida de Dios dentro de nosotros, que es lo que nos da la vida eterna”. Asimismo ha concretado que esto, “llevar a Dios dentro, es lo que salvará el mundo” porque “Dios ha muerto para que los hombres no vivan para sí mismos”, ha concluido. Palabras del rector y del arzobispo Por su parte el rector de la Universidad CEU Cardenal Herrera, José María Díaz y Pérez de la Lastra, eha explicado que la conferencia de Kiko Argüello es el “momento álgido” de las acontecimientos que la Universidad CEU Cardenal Herrera está organizando a lo largo de este curso académico para celebrar el X aniversario como universidad privada y 38 años de existencia en la Comunidad Valenciana. Y ha recordado que la labor que desempeña la institución “es formar personas para interpretar la realidad social”. Asimismo se ha referido a las pautas que se recogen en la Constitución Apostólica y ha añadido que la Universidad trabaja para “formar una comunidad de cristianos” que debe estar “caracterizada por el diálogo sincero para que sus miembros alcancen la plenitud”.Por su parte el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, ha coincidido con Kiko Argüello que “la falta de belleza lleva a la desesperanza y la belleza es Jesucristo”. Y ha añadido que “la fe que no deja huella en la cultura, que no cambia la vida, la historia, es una fe que está malamente vivida”. Ciclo de Conferencias Dies Academicus El Servicio de Pastoral de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha organizado mensualmente durante este curso una sesión del Ciclo de Conferencias Dies Academicus. Estos encuentros son un espacio para la escucha y el diálogo entre docentes universitarios de las distintas disciplinas con el objeto de armonizar fe, razón y vida, en una búsqueda constante de la verdad, la belleza y el bien. En esta primera edición ha participado el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro; el catedrático de Metafísica de la Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia, Juan José Garrido; el teólogo y filósofo por la Universidad Gregoriana de Roma, Manuel Moreno, el historiador y teólogo, Miguel Navarro y el responsable de Ayuda a la Iglesia Necesitada en la zona de Levante, Dominik Kustra.

Levante
ALFONS GARCIA VALENCIA Si existe un fenómeno de masas en la Iglesia, ese es Kiko Argüello y el Camino Neocatecumenal. Valencia ya lo vio en 2006, en el multitudinario acto tras la visita del Papa (ahora en investigación judicial por la contratación de empresas de la trama Gürtel). Ayer tuvo otra prueba, con una nueva visita del iniciador de este movimiento católico. Un millar de personas llenó el salón de actos del seminario de Moncada. Entre ellos, niños que se dejaron oír, familias, sacerdotes y, por delante, la autoridad eclesiástica al completo: el arzobispo Carlos Osoro, sus dos auxiliares y el vicario general. También la cúpula de Universidad Católica de Valencia. En el exterior se instaló una pantalla, pero estuvo poco concurrida; tal vez porque se accedía con invitación. Argüello vino para cerrar el ciclo de conferencias Dies Academicus del CEU, pero su discurso fue más prédica que ponencia académica. Todo de negro sobre una camisa blanca, fue recibido de pie y entre ovaciones cuando entró en la sala precedido de Carmen Hernández -la otra fundadora del Camino- y el arzobispo. Tras la presentación (“discípulo extraordinario de Cristo resucitado”, dijo de él el capellán mayor del CEU), sacó su biblia con tapas de plata, la besó, pidió un micrófono de mano -no se sentó ni un segundo en casi una hora de predicación-, cogió la cruz, la puso dominando el estrado y empezó con una oración.Evangelización y cultura era el título de la conferencia, pero Argüello -pintor de carrera- prefirió dar unas “pinceladas impresionistas”. Desde destacar que la Iglesia no tiene una estética definida hasta ensalzar que el Camino Neocatecumenal “tiene el número más alto de hijos en Europa, más que los musulmanes, gracias a Dios”. En Europa, dijo, faltan 50 millones de cristianos y, por ello “necesitamos musulmanes, ucranianos y africanos”. Acusó de ello a la idea de la paternidad responsable, que ha afectado también a la Iglesia y ha llevado a considerar lo normal tener uno o dos hijos, señaló.Del preservativo al divorcioCon un tono de voz in crescendo, clamó que “el acto conyugal es un sacramento y si le pones impedimentos ya no es sagrado”. Ni píldora, ni preservativo ni retirarse, dijo. Todo anticonceptivo “falsea” el acto conyugal, impide que la pareja “reciba la gracia” y, por eso, sentenció, también hay miles de divorcios.Hoy, reconvino, “todos se divorcian y mucha culpa la tienen los curas y los obispos, que no siguen a Pedro y a Pablo VI”. Delante de Osoro, lamentó que algunas iglesias locales -citó Austria- sólo piensen en los cristianos como cifra para obtener dinero.A esta postura contrapuso la del Camino, donde “el acto conyugal siempre está abierto a la vida, aceptando los hijos que Dios te dé”. Su movimiento, proclamó, “salva a la familia” y esta “salva a la Iglesia y a la sociedad”. Puso el ejemplo de Suecia como paradigma de la soledad y “a eso quieren llevar a España, a destruir la familia”.No fue la única diatriba contra la Iglesia oficial. “Muchos curas no tienen fe”, afirmó. “No hay fe sin sin humildad y humíllalo [al clérigo] y verás cómo se revuelve como una serpiente. No es cristiano”. Lo afirmó al hablar de la crisis y de que los “paganos” se angustian por el dinero y porque no tienen trabajo. “No así vosotros, cristianos”. Grecia puede caer mañana, y luego Portugal, Italia y España, predicó. Puede haber “miles de muertos de hambre”, que “se retuercen por el dinero”, pero no es la actitud del cristiano del Camino, que sabe que “no es ésta nuestra casa; somos del cielo”. Para misa de domingo, valen otros, para ser kiko -nombre popular del movimiento- valen los que repudian el dinero y el egoísmo, dijo. El objetivo: “Vamos a dar grande batalla al demonio”.La clave está en la vida eterna. Por ese mismo argumento, el Camino no contempla ni la separación ni el divorcio e, incluso,, la mujer “acepta ser tratada injustamente”, porque existe otra justicia. Por ese “don sobrenatural” de la fe y de creer en la vida eterna, “no estamos desesperados nunca; no miramos con horror a la muerte, ni a la vejez, ni a la enfermedad”.Al final, más aplausos encendidos. Y palabras de gratitud de Osoro, por su “testimonio de fe”, pese a las reconvenciones escuchadas contra sacerdotes y obispos (algunos). Los kikos forman hoy 19.000 comunidades en todo el mundo.

http://tablondeanunciosdemanolo.blogspot.com/2010/05/cronicas-sobre-la-conferencia-de-kiko.html

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno..Tambien vota los articulos, eso ayuda a saber que lecturas valen la pena leer

  • EVA

    mi vida cambio gracias al camino catecumenal,DIOS a sido grande en mi vida ,todo lo ha hecho nuevo ,mi matrimonio lo a hecho nuevo yo no podia amar a mi marido por su manera de ser ,y DIOS a sido tan generoso conmigo ,que me ha cambiado a mi total .me ha dado un espiritu nuevo ,donde para mi era imposible amar ,el ha hecho que pueda amar ,perdonar y sentirme perdonada.Toda mi vida ,he estado buscado a DIOS pero a DIOS vivo y gracias a las catequesis pude encontrarlo.DIOS es un PADRE bueno y generoso,solo tenemos que salir a su encuentro,y EL hace el resto cambia tu
    corazon y teda una nueva VIDA hace una criatura NUEVA sin miedos y sin rencores,solo me queda
    que decir ,quien se encuentra con DIOS es el mejor tesoro que puedes tener. CRISTO ES AMOR

    .

  • Chrystian Lozada

    que tal,
    llevo casi 10 años de camino y apenas hace 1 que gracias a Dios me he dado cuenta que en el esta la vida y como se hace cierta la palabra que dicen que para cada quien Dios tiene su tiempo nosotros somos una familia joven yo de 26 años y mi esposa de 25 radicados en Queretaro México con solamente 2 hijos niño y niña que estábamos engañados por el mundo por que pensábamos que si teníamos mas hijos no íbamos a poder con los gastos y por nuestros propios demonios que nos llevaban por el camino de los lujos y comodidades que no teníamos pero que queríamos tener y con esta mentalidad decidimos cerrarnos a la vida durante casi 2 años, poniéndose mi esposa un dispositivo. Pero Dios nos abrió los ojos por medio de los catequistas y el Camino Neocatecumenal y nos muestra que tan equivocados estábamos al día de hoy estamos abiertos a la vida no digo que ya no nos da miedo pero sabemos que Dios esta con nosotros y teniéndolo a el eso nos basta para ser felices, agarrándonos fuerte de el haciendo camino así es como hemos luchado contra esa corriente del mundo que arrasa con el que se deja y hoy puedo decir que he visto un triunfo mas de Dios en mi vida.

  • Gracias Gustavo por compartir con nosotros las maravillas que el Señor está haciendo y hace en tu vida. Ojala no nos acostumbrenos nunca a los milagros del Señor. Feliz Pentecostés.
    Charo

  • catecumenos guarenas

    Hola, mi nombre es Gustavo, desde Guarenas, Venezuela. tengo 19 años de camino y en este caminar he podido tener un encuentro personal con Jesucristo dentro del Camino Neocatecumenal y puedo dar testimonio de que este Amor Cambia tu Vida, es ver como luego de tener un matrimonio destruido el señor lo reconstruyo naciendo entre nosotros (Mi Esposa y Yo) un amor diferente; el amor de Cristo donde hemos podido amarnos como somos sin exigirnos y dándonos el uno al otro, tenemos tres hijos los cuales han crecido en la educación de la fe (La Celebración Doméstica), como nos lo ha enseñado el camino y pueden verse los frutos de esta enseñanza. hoy dia caminan dentro de una comunidad cada uno para su encuentro personal con Jesucristo. Por Podemos dar testimonio de este Amor.Ánimo Hermanos !Cristo Ha Resucitado!