Un obispo japonés no espera al enviado del Papa y suspende las actividades del Camino en su diócesis

Tan solo unos días después del espaldarazo del Papa Benedicto XVI al Camino Neocatecumenal y el anuncio del envío de un delegado suyo para facilitar el diálogo entre el episcopado japonés y los neocatecumenales en la isla, el obispo de Takamatsu, monseñor Osamu Mizobe, decidió suspender las actividades del carisma iniciado por Kiko Argüello en su diócesis.

En una carta pastoral dada a conocer por UcaNews (Union of Catholic Asian News), el prelado explica que “el hecho de que el Camino Neocatecumenal haya sido aprobado por Roma no implica automáticamente que una diócesis local deba aceptarlos”.

Monseñor Mizobe afirma en su misiva que “no es admisible para ninguna organización o movimiento hacer lo posible para impedir que el Obispo actúe en su diócesis. Es importante que todos nosotros nos enfrentemos seriamente a los sucesos que se han producido en nuestra diócesis en los últimos 20 años y siguen produciéndose. No es el momento de que uno se dedique solamente a los intereses de su grupo, sino más bien la hora de pensar en formas de servir a la diócesis”.

En la misma, el obispo manifiesta haber llegado a la conclusión de que “hasta que hayamos recibido los resultados de la visita del enviado especial del Santo Padre” se suspendan “todas las actividades del Camino Neocatecumenal en la diócesis”.

“La decisión –subraya– ha sido aprobada tanto por el Consejo Presbiteral como por el Consejo Pastoral de la diócesis. No es una decisión que signifique que el diálogo ha finalizado, sino más bien una oportunidad para que todos reflexionemos”.

Suspensión de actividades, no exclusión
El obispo explica que su decisión “no significa que los miembros del Camino Neocatecumenal estén excluidos de la diócesis” y que desea que éste sea un “tiempo de reflexión para hacer que el verdadero diálogo sea posible”.

“Respeto a los miembros del Camino Neocatecumenal y espero que participen activamente en las actividades de la diócesis. También deseo que la gente de la diócesis participe activamente en el proceso de tres años que hemos comenzado para revitalizar nuestra diócesis. No hay ninguna persona de esta diócesis que pueda estar exenta de participar en este proceso”, concluye.

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=13436

Gilberto Pérez/ReL. 21.01.2011

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno..Tambien vota los articulos, eso ayuda a saber que lecturas valen la pena leer