Un grupo de escolapios abandona su orden para crear una nueva institución religiosa

ESTÁN CERCANOS AL CAMINO NEOCATECUMENAL

(infocatolica) El Arzobispado de Valencia, a través de su pastoral educativa, acogerá a una veintena de religiosos de la Provincia Escolapia de Valencia que, tras un proceso de discernimiento, en el que ha intervenido la Santa Sede, crearán una nueva realidad eclesial. La decisión cierra un proceso de división que amenazaba desde hace unos años a esta provincia, donde un grupo de religiosos pretendía vivir de forma distinta el específico carisma escolapio. La problemática surgió hace más de una década, cuando dentro de los escolapios de Valencia se fue constituyendo un grupo de religiosos con una sensibilidad muy vinculada al Camino Neocatecumenal.

(Vida Nueva) En la práctica, a los problemas que supone esta doble obediencia, estos religiosos fueron introduciendo en los colegios una serie de prácticas pedagógicas y pastorales que, para el resto de escolapios, se alejaban del carisma de “piedad y letras” heredado del fundador, san José de Calasanz. La situación de división en la provincia llegó a tal extremo que fue analizada por el 46º Capítulo General de la Orden, celebrado en 2009 en Peralta de la Sal (Huesca).

Tras varias visitas a la Provincia, y tras entrevistas con los religiosos, el General, Pedro Aguado, realizó una primera propuesta con la que pretendía enviar a algunos de estos escolapios a otras demarcaciones, a la par que pedía que se acogiera desde la Orden la experiencia vivida por estos religiosos, de manera que se pudieran “discernir” las claves “desde las que estos hermanos desean vivir su vocación”.

Sin embargo, la propuesta chocaba con las pretensiones de los religiosos vinculados al Camino, que pedían que se dejaran en sus manos dos colegios de la provincia (el del barrio valenciano de La Malvarrosa y el de la localidad de Algemesí) en los que ellos pudieran desarrollar lo que consideraban que era el “auténtico carisma escolapio”.

Así, ante la negativa de los religiosos a aceptar la solución propuesta, el Padre General les pidió obediencia con el fin de que quedara claro que la fidelidad como escolapios está centrada en la Orden “y no en ninguna experiencia educativa y eclesial concreta, por rica que esta sea”.

Roma dicta sentencia

Los miembros de este grupo, alentados por varios obispos españoles, solicitaron la mediación de la Santa Sede y expusieron la problemática a Kiko Argüello. En julio de 2010, tras el estudio detallado del caso, el cardenal Rodé ordenaba la realización de una visita apostólica a la provincia, que encomendó a Esteban Escudero, por aquel entonces obispo auxiliar de Valencia.

A finales de octubre del año pasado se reconocía la existencia de un grupo de religiosos“con una sensibilidad eclesial muy marcada y que quiere vivir de forma distinta el estilo de vida y el carisma escolapio”. Por esa razón, instaba a este grupo a “salir de la Orden” y comenzar un nuevo camino “desde un ente diferente de la Orden de las Escuelas Pías” y con una identidad “clara y distinta”.

Según las fuentes consultadas por Vida Nueva, 23 escolapios (dieciocho ordenados y cinco novicios) habrían optado por dejar la Orden para integrar este nuevo carisma.

¿Te gustan nuestros artículos?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás ninguno..Tambien vota los articulos, eso ayuda a saber que lecturas valen la pena leer